fbpx La Ducha del Entrenamiento ☝️ - Encuentra Salud, Bienestar y Armonía

La Ducha del Entrenamiento ☝️

Ducharse después del ejercicio, ¿bueno o malo?

A todos nos encanta la sensación de frescor y limpieza que proporciona la ducha después de un duro entrenamiento, pero ¿y si ese hábito pone en peligro nuestra salud?

Si debemos tomar una ducha inmediatamente después del ejercicio o esperar a que la temperatura de nuestro cuerpo se normalice puede parecer una pregunta trivial, pero los expertos discuten al respecto y mientras que algunos lo ven como un problema, otros no comparten esa opinión.

Razones para ducharse después del ejercicio

Antes de responder a esta pregunta, es bueno saber por qué algunos expertos en ejercicio piensan que una ducha fría después del ejercicio es una buena decisión. Estos son los aspectos más destacados:

Relaja los músculos tensos. Una ducha fría proporciona alivio a los músculos adoloridos, razón por la cual algunos expertos recomiendan exponer el grupo de músculos que más trabajaron al agua fría después del ejercicio.

El día después del ejercicio, repite el procedimiento con una ducha caliente ya que esto estimula la circulación y relaja los músculos.

La ducha da una sensación de frescura y pureza. Tu sudor no es responsable del olor desagradable después del ejercicio, sino de las bacterias que se multiplican en los pliegues cálidos y húmedos del cuerpo. Ducharte después del entrenamiento, especialmente el intenso que te hace sudar mucho, te ayuda a mantenerte limpio y a deshacerte del olor desagradable.

Refresca la mente. Si te gusta hacer ejercicio por la mañana, una ducha fría antes de ir al trabajo aclarará tu mente y te ayudará a sobrellevar más fácilmente las obligaciones que tiene por delante.

Ayuda a quemar calorías. Algunos expertos creen que durante una ducha con agua fría, tu cuerpo, en un intento por mantener una temperatura normal, quema calorías adicionales.

Fortalecimiento de la inmunidad: Una ducha fría fortalece la inmunidad. Después de una rutina difícil, tu inmunidad no está en la mejor forma y una ducha fría te ayudará a fortalecerse, según creen los expertos. La razón de esto radica en el hecho de que el agua fría estimula al cuerpo a producir glutatión, un antioxidante que aumenta la inmunidad.

beber agua fría después de entrenar, agua fría para los músculos, ducha fría beneficios, agua fría después de hacer ejercicio, ducha para los musculos, agua fría para músculos, ducharse con agua fría después de entrenar, bañarse con agua fría relaja los músculos, ducha fria post entrenamiento, ducha post entrenamiento, ducha después del entrenamiento, entrenamiento en la ducha, ducharse despues del entrenamiento, ducharse despues del entrenamiento es malo, ducharse después del entrenamiento,

Razones para no ducharse después del ejercicio

Hay varias razones por las que algunos expertos argumentan que debe evitarse la ducha, especialmente con agua fría, inmediatamente después del ejercicio. Por ejemplo:

Provoca espasmos musculares. Inmediatamente después de hacer ejercicio, los músculos están cansados y calientes. La exposición repentina al agua fría provoca cambios repentinos en la temperatura corporal que pueden provocar calambres dolorosos. Cabe señalar aquí que la pérdida de líquidos y electrolitos durante el ejercicio también provoca calambres musculares.

El estrés de la ducha fría es para el cuerpo. El ejercicio intenso, en sí mismo, es una actividad estresante. Si luego exponemos el cuerpo al agua fría, el estrés en nuestro cuerpo aumenta aún más. La buena noticia es que, en este caso, su cuerpo, para protegerse del estrés y fortalecer la inmunidad, relajará los músculos cansados y acalambrados.

 

Entonces, ¿deberías darte una ducha después de hacer ejercicio o no? La respuesta es: báñate, pero no salgas corriendo del pasillo inmediatamente bajo un chorro de agua fría. Espera un momento a que el cuerpo se calme y se enfríe antes de comenzar a tomar una ducha.

Los expertos recomiendan que termines los últimos diez minutos de entrenamiento con ejercicios ligeros. Esto normalizará los latidos del corazón, la respiración, el cuerpo se enfriará gradualmente y los músculos se relajarán y cambiarán a un estado de actividad normal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Subir
error: Contenido protegido ®